jueves, 22 de septiembre de 2016

PASEOS, SENDERISMO Y TREKKING I : AVENTURAS MICOLÓGICAS POR ETAPAS

      La marcha o locomoción humana, lo que comúnmente llamamos caminar, resulta una económica y beneficiosa actividad para practicar en nuestros ratos libres. Si además añadimos un entorno natural que despierte nuestros sentidos y sintonizamos con lo que nos rodea, se convierte en una actividad sumamente agradable y nos aporta conocimientos que con otro medio de locomoción serían imperceptibles.
     Los paseos, el senderismo y el trekking, como actividades físicas, son en esencia rutas, más o menos delimitadas según el tiempo y el espacio disponible. Los paseos suelen realizarse cercanos al lugar donde residimos y por un tiempo limitado a no más de dos horas y con suerte, si disponemos de zonas naturales o rurales a nuestro alrededor es un hábito enriquecedor que nos permitirá descubrir los cambios en el paisaje a través de las estaciones y disfrutar de los colores, olores y formas que varían durante el trascurso del año. 
     Otra actividad física que adquiere un perfil deportivo, pero no competitivo, es el senderismo. Catalogado como una especialidad del montañismo se realiza en grupo sobre caminos homologados, cañadas reales, caminos vecinales y senderos balizados, y suelen desarrollarse en el transcurso de un día.El fin concreto del senderismo es acercar al individuo a la naturaleza y al conocimiento del patrimonio cultural y etnográfico. Por otro lado el trekking o excursionismo se define como una modalidad deportiva similar al senderismo pero con mayores dificultades de tránsito (zonas montañosas y parajes sin senderos), de duración entre uno y varios días, que requiere mayor preparación por las complicaciones propias del terreno y la necesidad de llevar todo lo indispensable para la travesía, tal como alimentos, agua, ropa de abrigo, herramientas varias, botiquín, tienda para pernoctar, etc...


Vertiente mediterránea . Foto: XBC


     En cualquier caso estas actividades nos van a permitir, en mayor o menor grado, acercarnos y conocer con relativa proximidad el apasionante mundo de la micología, ciencia dedicada al estudio de los hongos; también, no es menos cierto, muy cerca de nosotros e incluso en nuestro propio organismo estos seres vivos están presentes, pero para este estudio nos centraremos en aquellos que pudiéramos encontrar al desarrollar las actividades que hemos elegimos para invertir nuestro tiempo libre y por supuesto de aquellos que por sus características pudieran ser utilizados o al menos consumidos con la consiguiente repercusión sobre el SNC o por su toxicidad sobre los órganos de nuestro cuerpo.Al fin y al cabo buscamos sustancias consideradas drogas y cualquier sustancia que produce un efecto es considerada como tal. Para ello empezaremos por explicar sucintamente el reino fungi, uno de los cinco reinos existentes para clasificar a los seres vivos que en 1969 propuso R.H. Whittaker, ecólogo vegetal, algólogo y botánico estadounidense, toda una autoridad en la descripción y la clasificación de los vegetales.

LOS HONGOS

     Estos organismos eucarióticos (de células con núcleo bien definido y membrana circundante) producen esporas, carecen de clorofila y se nutren por absorción (heterótrofos). Se diferencian de las plantas porque sus paredes celulares tienen quitina y no celulosa, y a la vez se diferencian de otros reinos por cómo se nutren, por su organización estructural, el tipo de crecimiento y por la forma de reproducirse (sexual y asexual). Casi todos son pluricelulares, excepto las levaduras.
     De acuerdo con su forma de nutrición pueden clasificarse en: saprófitos (viven sobre materia orgánica muerta), parásitos (sobre organismos vivos) y simbióticos (en asociación con raíces de plantas y algas verdes, a saber: micorrizas y líquenes respectivamente).
     Los hongos desarrollan distintas funciones ecológicas: son descomponedores de materias orgánicas, colonizadores de tierras, aceleradores del crecimiento de las plantas, protectores de la salud de animales y plantas a la vez que pueden ocasionar patologías a los mismos y son de gran importancia comercial para la industria farmaceútica y la alimentación.
     Llegados a este punto cabe hacer hincapié a una confusión que normalmente es muy común: confundir hongos con setas. Las setas son las fructificaciones de los hongos, por lo tanto lo que solemos encontrarnos en nuestras salidas al campo son las setas, es decir la parte reproductiva del hongo que está bajo tierra (micelio). La función principal de las setas es desarrollar y dispersar las esporas y para ello sus estructuras han evolucionado tomando diversas formas que dan lugar a distintos grupos. Aunque existen diversas clasificaciones podemos encontrar un gran grupo que se denomina Ascomycetes en el que sus individuos crecen en forma de copa o disco sobre el que se desarrollan las esporas en estructuras microscópicas  en forma de saco alargado. Otro gran grupo, Basidiomycetes, son las que desarrollan un sombrero sobre un pie y las esporas se encuentran debajo de dicho sombrero. También existe otro amplio subgrupo de Basidiomycetes con formas esféricas, estrelladas y otras formas variadas, a donde pertenecen también los Aphyllophorales y Gasterales que siendo de gran importancia disminuyen en número a los grupos antes mencionados. Además existe un grupo de setas hipogeas que se desarrollan bajo tierra.

LA HUMANIDAD Y LOS HONGOS

     Han sido utilizados por el hombre como alimento y como transformadores de los mismos, para curar enfermedades y como sustancias complementarias en ceremonias o ritos desde tiempos inmemorables. Al estudio de los usos tradicionales de los hongos por las diversas culturas se le denomina Etnomicología y en el caso de nuestra exposición nos serviremos de ella para obtener información complementaria, aunque trataremos este tema más profundamente en otra ocasión. Como ya hemos apuntado en otras ocasiones a veces por pura casualidad determinadas organismos, en este caso los hongos, constituyen la base para la elaboración de productos que el hombre utiliza como vehículos para alcanzar estados de conciencia alterados, por ejemplo la fermentación para obtener cerveza o vino. Pero los hongos por si solos también han desempeñado un papel muy importante vinculados a las religiones o creencias de los pueblos antiguos. El término enteógeno fue definido por Carl A.P Ruck con el propósito de determinar a aquellas sustancias vegetales que cuando se ingieren proporcionan una experiencia divina; las aportaciones realizadas por el pionero Robert Gordon Wasson, sobre el conocimiento del pasado del hombre a través de los hongos, reafirman estas relaciones entre el ser humano, los hongos y lo divino.

LOCALIZACIONES: 

     Cada especie de hongos se desarrolla en un habitad determinado ya que el ecosistema determina la presencia de unas o otras especies, no obstante las distintas variedades que podamos observar dependen también del lugar adecuado en ese ecosistema, el momento preciso y la climatología propicia para su fructificación. A menudo se asocian con alguna especie de planta determinada por lo que es necesaria la presencia de ésta para que exista el hongo.



ETAPA I


Paseos: Aventuras en parques y jardines

      Las setas que más comúnmente crecen en los jardines urbanos y en los patios de nuestras casas aparecen como dedos gruesos que emergen del suelo, con sombrero negro y de aspecto baboso, en el caso de las pertenecientes a la familia Phallaceae, y suelen desarrollarse en el césped, aportan beneficios al terreno y determinan el buen crecimiento de éste. Otras, con sombrero blanco y redondo, como pelotas de ping-pong, al ser golpeadas esparcen una nube de esporas garantizando su expansión territorial; las hay, entre las Nidulariaceae, que crecen en grupos y forman como nidos repletos de "huevos" que realmente son setas. Estos hongos son resistentes a pesticidas o herbicidas. Algunos de ellos pueden ser comestibles y otros muchos pueden resultar venenosos sobretodo para animales y niños pequeños.
Entre algunas de las especies podemos encontrar: Amanita, Agaricus, Chlorophyllum y Coprinus.

- Amanita Phalloides: esta especie de otoño produce intoxicación mortal dañando higado y riñones.Las de color claro o albinas se suelen confundir con champiñones. La sustancia activa o amatoxina produce síndrome ciclopeptídico y se encuentra repartida por toda la superficie de la seta. Es activo sólo por vía oral y es resistente  a la cocción y la desecación. Las amatoxinas son un grupo de toxinas hepatotóxicas que se encuentran en varias especies de amanitas y Conocybe filaris. Bloquean la síntesis protéica en las células provocando necrosis en hígado y riñones. Se desaconseja encarecidamente utilizarla para ningún tipo de consumo, peligro mortal.


Amanita Phalloides. Foto: José Cuesta

- Agaricus Xanthoderma: es una especie de ciudad que gusta de acomodarse en parques, caminos, escombreras o basureros. Su toxicidad produce síndrome resinoide, produciendo molestias gástricas e intestinales. Son varias las sustancias activas que producen la intoxicación y entre ellas podemos citar: acetonas, antraquinonas y resinas. Las antraquinonas son sustancias con efecto catártico, estimulan la musculatura lisa del intestino y aceleran el tracto intestinal resultando las responsables de algunos de los efectos tóxicos: las diarreas. Las cetonas se encargan de las náuseas y los vómitos y las resinas complementan, junto con las anteriores, el olor y sabor desagradable que desprenden al ser cocinadas.


Agaricus xanthoderma
- Agaricus Bitorquis: tanto en otoño como en primavera suelen aparecer sobre terrenos arenosos y abonados. Son comestibles pero se confunden con facilidad con especies mortales del género Amanita. De olor y sabor agradables no producen ningún efecto nocivo.

Agaricus bitorquis. Foto: Baldomero Moreno Arroyo

- Chlorophyllum Molybdites: Se localizan de manera dispersa, gregaria o formando anillos en la hierba de parques y jardines desde la primavera al otoño. Resulta tóxico al ser ingerido crudo, provocando trastornos gastrointestinales, visión borrosa, depresión sensorial y en ocasiones enterorragia (hemorragias intestinales). Producen esporas verdes y pueden ser confundidos con otros molybdites comestibles. Aunque los componentes causantes de la intoxicación no son bien conocidos, la toxina involucrada tiene naturaleza protéica y termolábil, ya que si se cocina a temperatura superior a 70º pierde su actividad. Precaución: peligro para animales y niños pequeños.


Chlorophyllum Molybdites. Foto: Michael Wood



- Coprinus: debido al tamaño y consistencia de las especies de este género la mayoría no son comestibles, tan sólo Coprinus comatus es suave y delicado en la cocina. Crecen fácilmente en el césped siempre que el terreno este bien abonado, en los bordes de los caminos y en las leñeras pero no suponen ningún peligro.Tan sólo pueden producir síndrome coprínico si se ingieren con bebidas alcohólicas, produciendo enrojecimiento y calor en la cara, cuello y pecho, así como palpitaciones, sudor y sabor metálico. La sustancia activa es la coprina que impide la degradación normal del alcohol en el organismo. El síndrome puede aparecer si el consumo de alcohol se produce con anterioridad o posterioridad al consumo.

Coprinus micaceus.

Coprinus picaceus


Coprinus atramentaria. Foto: José cuesta
- Panaeoulus subbalteatus o Cinctulus Panaeoulus: crece solitaria o en grupos numerosos sobre céspedes de jardines bien abonados y fertilizados desde primavera a otoño, sobre todo después de las lluvias, y en todos los continentes. Pertenece al grupo de hongos que contienen psilocibina, la cual posee una estructura similar al neurotrasmisor serotonina, asociado con la regulación de los estados de ánimo, el apetito, el sueño, el aprendizaje, el sistema cardivascular y otros. También contiene baeocistina, un alcaloide analógico a la psilocibina que se encuentra en menor proporción pero que acompaña a la psilocibina en todos los hongos psilocibe, siendo un derivado N-desmetilado de esta y un derivado fosforilado de 4-hodroxi-N- metiltriptamina, produciendo sintomas similares a la psilocina (alcaloide psilocibina). El contenido de psilocina es menor que en el de otros hongos "mágicos", y su actividad proviene de la psilocibina y sus análogos. No es tóxica.



Panaeoulus Subbalteatus 

- Psilocybe cyanescens: crece sobre virutas de madera y alrededor de las hojarascas urbanas que se depositan en esquinas o ribazos, en el césped y en zonas de mantillo de rododendros y hiedra. Necesitan de una caída brusca de la temperatura, desde el otoño hasta el invierno, para que fructifiquen. Es un potente hongo psilocibio con propiedades alucinógenas que puede ser confundido con otros similares en aspecto pero que son potencialmente tóxicos como Galerina marginata, Conocybe filaris, que contienen amatoxinas, y con Inocybe que produce síndrome muscárico y también puede crecer en jardines y parques.

Psilocybe cyanescens
- Inocybe: este género de setas son micorrizas, es decir, tienen una relación simbiotica con las raíces de una planta en especial. En ocasiones protegen a la planta de los suelos contaminados, aportándole la tolerancia necesaria para poder seguir creciendo y que de no ser por esta simbiosis estarían determinadas a sucumbir. Aunque no se consideran aptas para el consumo , en algunos países en vías de desarrollo se comen. Lo cierto es que muchas de ellas son tóxicas ya que contienen grandes cantidades de muscarina, pero existen algunas alucinógenas que contienen psilocibina y aeruginascens. Esta última sustancia es una indolamina que se produce únicamente en este hongo y es un metil análogo de psilocibina y que se relaciona con la toxina existente en la piel de rana, bufotenidine (5-HTQ), ya que es un potente receptor agonista 5-HT. La intoxicación por muscarina produce dolor de cabeza, náuseas, vomitos, donstricción de faringe,miosis, visión borrosa, salivación, bradicardia, sudoración,...y si no se actúa con tratamiento precoz de atropina: muerte. 


Inocybe patouillardi. Muy tóxica.
mycostra.free.fr

     Esta muestra de setas cosmopolitas que emergen en los parques y jardines no es sino el manifiesto de la relación entre el ser humano o cualquier otro organismo vivo y estos increíbles seres, los hongos, y que de una forma u otra (como alimento, como plaga, como parásito, como simbiontes, como transformadores,...)  su conocimiento y estudio por parte del ciudadano de a pie va provocando cada vez más interés, probablemente por la "cultura del ocio" en todas sus manifestaciones, por el interés creciente por el medio natural y por el crecimiento personal a través de experiencias transgresoras. 

     
    En esta primera etapa hemos descubierto que "no todo es lo que parece", que "las apariencias engañan", que hay que tener un nivel de conocimientos bastante elevado para utilizar las setas que conviven en nuestro entorno y que con toda seguridad existen setas alucinógenas cerca de nuestro hábitat más próximo.

    En otra ocasión dejaremos atrás la ciudad y practicaremos senderismo para ver que hongos nos encontramos en los senderos y campos de las afueras de nuestros núcleos urbanos.

¡Hasta pronto!


 

Imágenes:
- Chlorophyllum molybdites http://www.mykoweb.com/- Agaricus bitorquis http://www.juntadeandalucia.es/ 
- Agaricus xanthoderma, Coprinus micaceus, Coprinus atramentaria y Coprinus picaceus
-  http://environnement.ecole.free.fr/
- Amanita Phalloides http://www.amanitacesarea.com/

- https://www.shroomery.org
- http://www.fichasmicologicas.com/

Bibliografía - Los enteógenos y la ciencia. Nuevas aportaciones científicas al estudio de las drogas. Hofmann, Ferigla,Samorini,Escohotado, Ott, Obiols, Camí, Barbanoj, Riba y otros.Los Libros de La Liebre de Marzo. Colección Cogniciones. Edición año 2000, Barcelona.

Páginas Web:
- http://dspace.uah.es/ 
Dpto. Biología Vegetal. Facultad de Biología. Universidad de Alcalá. 28871 Alcalá de Henares. Madrid.
- http://www.micomania.rizoazul.com/index.html
- https://www.ecured.cu- http://www.ual.es/GruposInv/myco-ual/beneperj.htm
- http://www.jardinbotanico-clm.com/
- http://www.dipualba.es/micologica/setas.html
- http://www.grn.es/amjc/ESP/toxicologia.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario