lunes, 13 de octubre de 2014

ARTES PLÁSTICAS: EXPRESIONES CON ACTIVIDAD Y PRINCIPIOS I

    El arte, como expresión de la actividad humana a través de la cual se manifiesta una idea real o imaginaria, es reconocido por conceptos tales como: la habilidad o maestría para realizar algo sobresaliente, o como manifestaciones de la mente, de la inteligencia humana, por la cual se expresa la creatividad con la finalidad de establecer una comunicación entre el artista y el observador. En concreto, las artes plásticas son una clase de expresiones que utiliza materiales dispuestos o modificados para representar conceptos, emociones y situaciones de índole humana, que sirven como elementos decorativos, ya que su apreciación es mayoritariamente visual. La pintura, la escultura, el dibujo, la ilustración, la fotografía, la arquitectura, el grabado, la cerámica, el moldeado e incluso la alta costura, la joyería y algunas manifestaciones decorativas, integran las artes plásticas.
    Estas actividades, hoy consideradas oficios, también reportan al ser humano un medio de evasión en su tiempo libre y su utilización como puerta de escape de los quehaceres cotidianos no está reñida con un posible consumo de sustancias modificadoras del ánimo, ni con su representación gráfica, ahora o a lo largo de la totalidad de la existencia humana. 
    Para este nuevo estudio, primeramente, nos vamos a centrar en las evidencias arqueológicas y más tarde, de forma más extensa, en las representaciones artísticas de plantas u otras manifestaciones vinculadas a lo que denominamos "drogas", siempre entendiendo el largo alcance de este concepto y puntualizando el uso lúdico, festivo o ritual que se hace de su consumo.

INTRODUCCIÓN
    
    Pero, ¿cuál es el origen del arte?, ¿por qué el ser humano sintió la necesidad de producirlo? Estas preguntas seguramente podríamos responderlas si supiéramos el significado del arte prehistórico, a pesar de que se han elaborado diversas hipótesis ninguna de ellas es concluyente. Existen algunos precedentes que consideran que el inicio de la actividad artística ocurrió en el paleolítico superior (más o menos hace 38.000 - 35.000 años) y que coincide con la difusión en Europa del Homo sapiens moderno, aunque es más probable que en la llamada fase  musteriense del paleolítico medio ya existiera algún tipo de expresión artística. Los restos de este periodo que pueden considerarse artísticos son menos de una centena, tratándose de signos abstractos sobre sílex de significado desconocido, los cuales no pretenden representar cosas concretas pero si cumplen una función decorativa. Cabe la posibilidad de que existiera un arte que utilizara soportes como la madera o pieles que no se han conservado e incluso la pintura sobre el propio cuerpo humano. Lo que si es seguro es que la ya existencia de creencias y rituales de enterramiento, confirmados por el hecho de encontrar cuerpos enterrados con restos de pinturas y con objetos de presumible valor o simbolismo, es un argumento en favor de la temprana actividad artística en un momento determinado del paleolítico medio. A este respecto podemos considerar que en la época prehistórica paleolítica la expresión de la experiencia vital artística es una reproducción vinculada a la magia o rituales con indicios decorativos y que no será hasta la época neolítica, con la aparición del sedentarismo, desarrollado por la agricultura y la ganadería, cuando el arte es un intento para encontrar el concepto, la sustancia interna de las cosas, convirtiéndose en creación de símbolos.

PRIMIGENIA Y ARQUEOLOGÍA I

      Existen numerosas evidencias arqueológicas que permiten establecer una relación entre el arte y el consumo de sustancias psicoactivas, ya sea por hallazgos de restos en recipientes cerámicos o por la propia iconografía en grabados, figuras o pinturas. La presencia de vegetales como la efedra, la adormidera, el cannabis, algunos miembros de Solanaceae y el cornezuelo del centeno, parece ser que se emplearon en rituales y en prácticas médicas, dejando manifestaciones, sin la menor duda, en los objetos catalogados como arte prehistórico. Una de las especies con mayor número de hallazgos es la adormidera (Papaverum somniferum). Los restos más antiguos se remontan al VI milenio A.C, como los recuperados en yacimientos neolíticos del centro de Italia (La Marmotta) y España ( La Lámpara, en Soria y Cueva de los Murciélagos, en Córdoba) y no mucho más tarde en otros puntos hispanos del Centro y Norte de Europa. En la Cueva de los Murciélagos de Albuñol en Granada, se descubrieron una serie de cadáveres dispuestos de manera ordenada, datados sobre el V milenio A.C., junto a los que se habían depositado ofrendas funerarias, entre las cuales se encontraban cápsulas y semillas de adormidera, por lo que no es de extrañar que conocieran sus efectos. Pero, centrándonos en el ámbito artístico en un yacimiento de la Península Ibérica, en Fuente Álamo (Almería), correpondiente a un enterramiento de un hombre y una mujer, se hallaron unos pequeños vasos donde el análisis de opiáceos resultó positivo, por lo que estás cerámicas pudieran haber albergado aceite de adormidera; en la tumba de la mujer se encontraron también cápsulas y semillas que llevan a considerar el papel destacado de este planta en rituales religiosos. En este periodo, II milenio A.C. se estableció un comercio de esta droga en el Mediterráneo Oriental, conociéndose una gran difusión de jarritas de cerámica de pequeña capacidad, cerámicas de base anular, cuya forma imita a una cápsula de adormidera. Análisis efectuados en las citadas cerámicas revelan la existencia de opiáceos en su interior.


Cerámica de base anular (Base-Ring Ware) de la edad de Bronce con anillo metálico 
y forma similar a cápsula de amapola y cuello largo  con evidencias de 
haber albergado subproducto de adormidera (aceite o latex). 
Se denomina Basering Ware jug Bilbil, porque al vertir el contenido hace el sonido bilbil.
(Yacimiento de Tel Burna,en la región de Sefela, Israel, 2012)

   Convertido el opio en una valiosa sustancia durante la Edad de Bronce, estas jarritas eran una forma de anunciar su contenido fuera de Chipre, que era su centro productor. 


Comparativa entre jarra de base anular destinada al aceite o látex de adormidera
y cápsula de opio (seccionada  a la manera del corte Sudamericano contrario al corte
vertical de la zona del Oriente Medio que se aprecia en la jarrita).
Objeto de Chipre de entre 1550-1350 A.C.
Medidas: diámetro mayor 6 cm.
                  diámetro menor 3 cm.
      altura 11,8 cm.

     Otras representaciones artísticas, de una ya avanzada Edad de Bronce, en la segunda mitad del II milenio A.C., presentan escenas realistas de carácter religioso donde no existe duda de que la planta representada es Papaverum somniferum. Se trata de los anillos-sello de oro procedentes de Micenas y Tisbe hacia el 1550 A.C., en los que parece asociado un personaje femenino (diosa). Otro indudable ejemplo es el de la estatuilla descubierta en el santuario cretense de Gazi, que junto a otras estatuillas de divinidades y restos de carbones, hace pensar que en esta estancia se inhalaban los vapores emanados de la combustión de opio en el transcurso de alguna ceremonia ritual. La divinidad está representada con los ojos cerrados como alusión a los efectos de esta droga.


Anillos-sello que formaban parte del ajuar en una tumba de Tisbe, Grecia.
Siglo XV A.C. (Según Evans, 1925)
     Otro indudable ejemplo es el de la estatuilla descubierta en el santuario cretense de Gazi, que junto a otras estatuillas de divinidades y restos de carbones, hace pensar que en esta estancia se inhalaban los vapores emanados de la combustión de opio en el transcurso de alguna ceremonia ritual. La divinidad está representada con los ojos cerrados como alusión a los efectos de esta droga.


Diosa de las Adormideras de Gazi , Creta 1300 A.C.
Museo de Herakleion, Creta.


     Como referencia escrita más antigua en relación con esta planta se han encontrado tablillas cuneiformes sumerias que datan del III millenio A.C., donde se alude a sus efectos narcóticos y se le menciona mediante una palabra que significa "disfrutar". Así mismo numerosas representaciones sumerias tienen como motivo ornamental o como elemento las mencionadas cápsulas. En los cilindros Babilónicos más antiguos se encuentran también representaciones de cabezas de adormideras.
Relieve de un dios en el Palacio de Assurbanipal II, con cápsulas de
adormidera en la mano (883-859 a.C.)

Colgante de oro encontrado en tumba de Nimrud ( Iraq), perteneciente al Imperio
Neo-asirio sobre el siglo IX A.C., con detalles muy realistas de cápsulas de opio.


     También se habla del opio en el Papiro Ebers del Egipto faraónico sobre el 1550 A.C., donde se evidencia el conocimiento de sus propiedades psicoactivas y que junto a la mandrágora, solanácea alucinógena rica en alcaloides psicotrópicos, forma parte de la iconografía egipcia.


Corona de oro de Nimrud, descubierta en los años ochenta
en el Palacio de Ashurnasirpal II  (860-710 A.C.) con cápsulas
similares a las de la adormidera.
Estatua de la tumba del arquitecto egipcio Kha (1405 A.C.)
con collar de cápsulas de opio, en Deir-el Medina, Tebas.
     Los yacimientos griegos y romanos también demuestran que el cultivo de Papaverum somniferum se desarrolló para aprovechar las propiedades oleaginosas y para asegurarse el suministro de opio que se aplicaba como remedio en el tratamiento de dolencias diversas. Pero no siempre se utilizaba esta droga como medicamento, debido a la triple simbología que encierra esta planta: fertilidad, sueño - muerte y curación, aparece asociada a las divinidades y parecen formar parte de las celebraciones o rituales ya que se han encontrado representaciones en arcilla de cápsulas de adormidera en santuarios griegos que datan del siglo VIII A.C. La Dama sedente hallada en la ciudad ibero-romana de L´Alcudia próxima a Elche, en España, realizada en piedra caliza entre los años 410 y 350 A.C., sujeta en una de sus manos frutos de adormidera como expresión de sueño eterno.




Arriba: Dama sedente de L´Alcudia (reconstrucción).
Abajo: detalle de la mano derecha sujetando frutos de adormidera.
Fundación L´Alcudia, Parque arqueológico.
Continuará...
(En nuestra próxima entrada " Primigenia y arqueología II " seguiremos engrosando la lista de sustancias naturales o elaboradas que son objeto del presente estudio.)





Bibliografía

-The Semitic Museum At Harvard University-  The Cesnola  Collention From Ancient Cyprus
http://www.fas.harvard.edu/~semitic/Cesnola/filemaker.cgi?obnum=522&shape=&cdate=&class=
-Juan-Tresserras J. La Arqueología de las drogas en la Península Ibérica. Una síntesis de las recientes investigaciones arqueobotánicas.
-http://www.ecured.cu/index.php/Artes_pl%C3%A1sticas
-http://zl.elsevier.es/es/revista/trastornos-adictivos-182/evidencias-consumo-drogas-europa-durante-prehistoria-13087278-basica-2006

No hay comentarios:

Publicar un comentario